jueves, 12 de marzo de 2009

LA ESCUELA DEL DESASTRE, TRAS LOS PLIEGUES DE LA CARNE; UNA APROXIMACIÓN A LUCIAN FREUD Por Adolfo Vásquez Rocca

Lucian Freud – nieto de Sigmund Freud, tuvo 40 hijos entre reconocidos, no reconocidos e ignorados. Su vida es digna de un caso de psicoanálisis de su abuelo, para contar desde el diván.


1.-

Lucien Freud parece compartir con su abuelo, el inventor del psicoanálisis, el interés por la zoología. Aspira a que sus modelos dejen salir el animal que llevan dentro. Considera que la desnudez facilita que instintos y deseos, tan evidentes en los perros, se manifiesten en las personas. Y es esa entrega total en forma de cuerpos aletargados, esa flacidez, lo que perturba a un espectador avezado a las composturas.

Para Freud las emociones son inútiles si no pasan por el filtro del escrutinio. Requiere la presencia inmediata de los modelos, con los que establece una especie de transubstanciación: jamás se sirve de fotografías ni del recuerdo. Las miradas absortas de los retratados constatan una plácida divagación de los pensamientos y el esfuerzo por complacer la concentración requerida por el artista. Frente el expresionismo formal reclama la verdad de la expresión, de lo que resulta una intensidad obsesiva. Todo es autobiográfico: a través de los personajes, que suelen formar parte de su entorno más íntimo, seguimos la evolución de sus relaciones amorosas, amistades y distanciamientos irreversibles.


Tras los pliegues de la carne: una aproximación a Lucian Freud.

Alemán de origen judío, emigró con su familia a Londres ante la inminente subida de los nazis al poder. De su país natal sólo llevó consigo el recuerdo de los grabados y desnudos de Durero, rechazando el realismo social y caricaturesco que impusieron Otto Dix y Grosz en la Alemania de entreguerras. Otros de sus mentores serían Courbet, Gericault y Tiziano, de los cuales admiraba trapeados, figuras y follajes magníficamente resueltos. En obras primerizas intuimos cierta influencia de la pintura flamenca y de Balthus, a quien había conocido en un viaje a París.


Parece compartir con su abuelo, el creador del psicoanálisis, el interés por la zoología. Aspira a que sus modelos dejen salir el animal que llevan dentro. Considera que la desnudez facilita que instintos y deseos, tan evidentes en los perros, se manifiesten en las personas. Y es esa entrega total en forma de cuerpos aletargados, esa flacidez, lo que perturba a un espectador avezado a las composturas.


Para Freud las emociones son inútiles si no pasan por el filtro del escrutinio. Requiere la presencia inmediata de los modelos, con los que establece una especie de transubstanciación: jamás se sirve de fotografías ni del recuerdo. Las miradas absortas de los retratados constatan una plácida divagación de los pensamientos y el esfuerzo por complacer la concentración requerida por el artista. Frente el expresionismo formal reclama la verdad de la expresión, de lo que resulta una intensidad obsesiva. Todo es autobiográfico: a través de los personajes, que suelen formar parte de su entorno más íntimo, seguimos la evolución de sus relaciones amorosas, amistades y distanciamientos irreversibles.


http://z.about.com/d/painting/1/0/h/s/1/Getty-FreudCombo.jpg

Lucien Freud por Adolfo Vásquez Rocca

Durante muchos años vivió en Paddington: la sordidez y la anarquía que gobiernan el barrio se imponen a menudo como temas. La llamada “Escuela de Londres”, de la que formó parte junto con Kitaj, Francis Bacon y Frank Auerbach, contribuyó a que la pintura inglesa se sacudiera el provincianismo en el que agonizaba. La amistad con Bacon fue crucial en su evolución, quien lo incitó a dejar de pensar en función del dibujo para sumergirse en la propia pintura. Prescindió de las telas delicadas y amplió el trazo. Pinceladas angulosas y rudas adquieren protagonismo, pero en lugar de abandonar el gusto por el detalle que lo caracterizaba, en los años sesenta ya pintaba con gran virtuosismo carnes, venas, cicatrices, sudores y reflejos sin florituras. Con Bacon no sólo cambió el estilo sino también los hábitos, contagiándose del dandismo y de la pasión por las apuestas de su amigo.

Cuando su padre murió su madre entró en una depresión de la que nunca sanó e inició una serie de retratos sobrecogedores que documentan el progresivo apagamiento de quien había sido la mujer más posesiva y dominante en su vida.


El artista a menudo ha sido víctima del falso pudor que quiere ver tras sus desnudos una mente perniciosa y degradada. Lo que más ha ruborizado a las clases recatadas han sido las pinturas de sus hijas, que posan desvestidas con total naturalidad. Lo que el artista busca es la máxima intimidad, totalmente aliena a cualquier pretensión erótica. Y como él mismo sentencia: “la manera en que las obras afectan al espectador tiene más que ver con su propia mirada que con la del pintor”.


http://images.dailyexpress.co.uk/img/dynamic/10/285x214/44677_1.jpg


Freud reconoce su deuda al existencialismo, pensamiento que defendía el papel privilegiado del cuerpo como cruce de tensiones culturales y significaciones vivas, mapa del dolor de la experiencia del mundo. Y esta pesquisa de la verdad enigmática en los pliegues de la carne es aun más difícil cuando es la propia piel la que se expone. Hasta cumplir los setenta años el artista no se sintió psicológicamente preparado para autorretratarse desnudo, afirma William Feaver, comisario de la exposición. Pero en contraposición al psicoanálisis, aboga por la literalidad y la no interpretación; esquiva las mistificaciones. En este sentido, no debemos buscar extraños simbolismos en las botas que lleva como única prenda de ropa en “Pintor trabajando” (1993): así se pasea habitualmente por sus estudios para no clavarse las astillas que motean el suelo. También aprovecha como soluciones compositivas los trapos para limpiar la pintura, la cama y otros elementos del taller.


http://www.nationalgalleries.org/media_collection/6/GMA%204707.jpg


En su pasión por la anatomía, siente una atracción irresistible por la voluptuosidad. Leigh Bowery fue uno de sus modelos imponentes. Era conocido por escandalosas actuaciones de travestido en diferentes clubs. Posando encuerado sin ningún tipo de maquillaje abandonaba por un momento su papel de diva. Más monumental era Sue Tilley, a quien también pedía la máxima naturalidad, exigiéndole que se despintara las uñas y se destiñera el cabello antes de cada sesión. Se fijaba en las irritaciones que le provocaban el peso y el calor. Haciendo frente a acérrimos agravios de críticos y “bienpensantes” que interpretan estas obras como una afrenta a la dignidad humana, Freud asegura querer tratar estos personajes con el mismo respeto con que Velázquez pintaba a bufones y enanos de la corte. Lo cierto es que la textura emocional y la huella perturbadora de su producción permanecen más allá de la individualidad de los modelos.


Retrospectiva en la Tate Britain.


2.-

Autorretrato de Lucian Freud


Lucian Freud se niega a pintar lo que ve. Su obsesión consiste en pintar lo que "es". Y acumula sobre el lienzo fangales de óleo durante meses, años a veces, hasta que de la tela emerge una vida auténtica. Se le considera el pintor vivo más cotizado, su aversión a la publicidad y su biografía hacen de él un personaje envuelto en mitos.


Nació en Berlín y su familia judía llegó a Inglaterra huyendo del nazismo.

En su adolescencia fue el ‘calavera’ del curso y sospechoso de haber incendiado el colegio. No hubo escuela que le resistiera. Pronto empezó a dibujar y antes de ser artista, trabajó como marino en un barco mercante, pero fue despedido.


Los expertos califican sus pinturas de grotescas y eróticas, en donde lo feo es bello, y con un claro interés por el sexo y el cuerpo humano. Su trabajo está en manos delos mejores coleccionistas. Ha expuesto en numerosos museos; en el MoMA de Nueva York, en la Tate Gallery de Londres, en la National Gallery de Australia que pagó 7,4 millones de dólares por su cuadro "Después de Cèzanne".


http://www.telegraph.co.uk/telegraph/multimedia/archive/00796/lucien-freud460_796166c.jpg

Lucien Freud por Adolfo Vásquez Rocca


Fue su amigo el pintor Francis Bacon quien le animo a sumergirse con absoluta libertad en las exigencias del dibujo. Desde entonces cambió sus pinceles finos por cerdas más gruesas de pelo de marta. Sus pinceladas se volvieron rudas y angulosas sin que por ello traicionase su gusto por el detalle. Cuando trabaja es lento, puede incluso tener tres cuadros en proceso y sus sesiones para un retrato pueden tomar meses o años incluso. Pero su capricho más grande es limpiar el pincel después de cada trazo con una tela diferente, por eso en su estudio hay pilas de trapos que incluso aparecen en algunos cuadros de los años 80.


El retrato se convirtió en su mejor expresión y sus modelos han sido familiares, amigos, amantes, niños y colegas.


Su biografía es bizarra: su primera esposa era sobrina de una ex-amante. Tiene nueve hijos con tres mujeres, aunque en el 2002 el Sunday Telegraph habló de 40 hijos ilegítimos, a los que reconoció cuando ya eran adultos. Nadie confirmó ni negó el rumor.


Sus hijas Isobel, Bella, Rose y Esther posaron desnudas (y vestidas) para él, quien no ha sido precisamente el padre modelo. “Cada vez que hacía un cuadro con él, juraba no volverlo a hacer pero lo repetía, era la forma de tener una relación con mi papá”, dijo Isobel.


Todos los que han pasado por su estudio, incluso miembros de la nobleza británica, describen las sesiones como encantadoras, con mucha comida, bebidas e incluso le atribuyen a Freud un extraordinario carisma sexual. Además, cuentan que mientras pinta canta piezas de Cole Porter y recita sonetos de Shakespeare, en ocasiones se viste como soldado y de repente grita obscenidades.


http://www.brunel.ac.uk/3/News%20Images/Beldam%20Lucian%20Freud%20in%20his%20studio.jpg

Lucien Freud por Adolfo Vásquez Rocca



A la reina Isabel II, le hizo un retrato oficial que tardo 19 meses en acabarlo, de mayo de 2000 a diciembre de 2001.

Un minúsculo lienzo apenas de el tamaño de una postal, que hubo que ampliar dos centímetros para que cupiera la corona. El retrato fue considerado insultante por buena parte de la opinión pública británica: “poco favorecedor” (Daily Telegraph); “reflexivo, provocante y psicológicamente penetrante” (National Portrait Gallery); “doloroso, honesto, valiente, fuerte y visionario” (The Times), y “un travesti” (The Sun). Otros bromearon y dijeron que Freud merecía estar preso en la Torre de Londres. Pero al mismo tiempo es considerado el mejor retrato de un monarca que se haya hecho desde Goya.


http://www.jameshymangallery.com/medias/artistmain/5.jpg

Lucien Freud por Adolfo Vásquez Rocca



La obsesión por observar y comprender le provocaba terribles dolores de cabeza, le impide trabajar sentado (desde hace cuatro décadas pinta de pie) y amargaba, como sigue amargando hoy, a sus modelos, a los que somete a jornadas de ocho horas diarias durante semanas o meses ininterrumpidos.


Lucian Freud sigue en su estudio de Holland Park, en Londres, madruga para pintar, silencioso y enigmático como ha sido siempre. Su vida ya está en sus pinturas.


http://4.bp.blogspot.com/_MTMW0wRxmLE/SOYgd31s3tI/AAAAAAAAANk/jV7HBGrZQNs/s400/ADOlfo+vasquez+rocca+15+agosto+8+08.JPG

Adolfo Vásquez Rocca


Doctor en Filosofía por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso; Postgrado Universidad Complutense de Madrid, Departamento de Filosofía IV. Profesor de Postgrado del Instituto de Filosofía de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso; Profesor de Antropología y Estética en el Departamento de Artes y Humanidades de la Universidad Andrés Bello UNAB. – En octubre de 2006 y 2007 es invitado por la 'Fundación Hombre y Mundo' y la UNAM a dictar un Ciclo de Conferencias en México. – Miembro del Consejo Editorial Internacional de la 'Fundación Ética Mundial' de México. Director del Consejo Consultivo Internacional de Konvergencias, Revista de Filosofía y Culturas en Diálogo, Argentina. Miembro del Conselho Editorial da Humanidades em Revista, Universidade Regional do Noroeste do Estado do Rio Grande do Sul, Brasil. Director de Revista Observaciones Filosóficas. Profesor visitante en la Maestría en Filosofía de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y Profesor Asociado al Grupo Theoria –Proyecto europeo de Investigaciones de Postgrado– UCM. Académico Investigador de la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado, Universidad Andrés Bello. Artista conceptual. Ha publicado recientemente el Libro: Peter Sloterdijk; Esferas, helada cósmica y políticas de climatización, Colección Novatores, Nº 28, Editorial de la Institución Alfons el Magnànim (IAM), Valencia, España, 2008.


Adolfo Vásquez Rocca

La Escuela de Londres o "Pintura del desastre"

A principios de los años sesenta, el pintor Kitaj da el nombre de “Escuela de Londres” a un conjunto de artistas, que trabajan en la capital inglesa y reivindican todos la práctica de una pintura figurativa. La Escuela de Londres también conocida bajo el título de "Pintura del desastre",incluye aKitaj, Francis Bacon, Lucian Freud, Frank Auerbach, Kossoff, Andrews, Paula Rego, Bill Jacklin, Celia Paul, Tony Bevan y Stephen Conroy.



Artículo "La Escuela de Londres o 'Pintura del desastre'; Francis Bacon, Lucien Freud y Frank Auerbach", en Psikeba - Revista de Psicoanálisis y Estudios Culturales, BUENOS AIRES, 2007, ISSN 1850-339X.
http://www.psikeba.com.ar/articulos/AVRescuelalondres.htm


FRANCIS BACON; LA DERIVA DEL YO Y EL DESGARRO DE LA CARNE


Pintura y Psiquiatría



Vasquez Rocca, Adolfo, "Francis Bacon; la deriva del yo y el desgarro de la carne" , En ENFOCARTE.com © 2008 c/ Cataluña 28, 5ºizq (33210) Gijón - ASTURIAS España Revista digital de arte, literatura y pensamiento, reedición.
http://www.enfocarte.com/articulo_detalle.php?idarticulo=374&idcategoria=31



Vásquez Rocca, Adolfo, "La fotografía y las formas del olvido; del furor de la imagen al frenesí de lo real", En Revista Al Margen.Net, 2008, Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Guadalajara, Jalisco, México.
http://www.almargen.net/47-hn3.html



Adolfo Vásquez Rocca, "Andy Warhol; 'Mi Filosofía de A a la B y de B a la A'", (Reedición) En Revista Almiar, MARGEN CERO, MADRID, Nº 36 - noviembre de 2007 - Margen Cero © , Fundadora de la Asociación de Revistas Culturales de España, ISSN 1695-4807
http://www.margencero.com/articulos/articulos_taber/andy_warhol.html



Artículo "Foucault; 'Los Anormales', una genealogía de lo monstruoso", en HOMINES, Málaga, Diciembre, 2007
http://www.homines.com/palabras/foucault_anormales/index.htm




Artículo "La influencia de Nietzsche sobre Freud", en Biblioteca de la ASOCIACIÓN FILOSÓFICA DEL URUGUAY, 2006 - 2007.
http://www.box.net/public/9ykgpnv487




Adolfo Vásquez Rocca, "Arte Conceptual y Arte Objetual", En Escáner Cultural – Revista de Arte contemporáneo y nuevas tendencias, Santiago, 2006.
http://revista.escaner.cl/node/42





SLOTERDIJK Y FREUD « ZOOLOGÍA POLÍTICA


http://avrocca.files.wordpress.com/2008/12/00_00000adolf.jpg

Adolfo Vásquez Rocca


http://2.bp.blogspot.com/_EhENgddYlyg/R2sWgKVALyI/AAAAAAAACZc/_R6YQDiSBSQ/s400/MOMAexhibition-etchings.jpg

| E-mail: adolfovrocca@gmail.com